Todas las entradas por miradasporeldesarrollo

Miradas por el Desarrollo: emprendiendo en el periodismo social

Hoy, un año de nuestro primer post de presentación de este blog, tenemos el placer de anunciar que nos mudamos.

La experiencia de compartir este blog ha sido muy positiva, y nos ha llevado a querer algo más de esto que llamamos el “periodismo social”. Por ello hemos dado un paso adelante fundando un medio de comunicación con el mismo nombre que nos enamoró hace dos años: Miradas por el desarrollo.

Entendemos el periodismo social como una herramienta promotora de desarrollo al servicio del pueblo, y una salida a la crisis de credibilidad que azota a los medios de comunicación tradicionales. Ofrecemos un periodismo diferente, hecho para lectores diferentes: exigentes, concienciados, informados y activos. Queremos sacar adelante este proyecto con el apoyo de quienes, como nosotras, creen que otras formas de hacer periodismo son posibles y recomendables para ayudar a construir un mundo también distinto: más justo y más solidario.

Por ello, prepararemos para vosotros, semana a semana, periodismo profesional y de calidad, en forma de artículos como los que venís leyendo por aquí, pero con algunos matices: aparcamos el género de opinión para centrarnos en la investigación y el análisis, y ceñimos nuestros principios editoriales a los valores reflejados en la Declaración de los Derechos Humanos, y a los valores de Justicia social y global.

Por ello, trabajaremos para dar voz a los colectivos, temáticas y asuntos sociales que otros medios silencian. Las necesidades sociales que respondan a la Justicia serán nuestros últimos referentes. En todo lo demás, nos declaramos independientes de cualquier tipo de influencia externa.

Cada semana podréis leer nuestros últimos artículos, pero no esperéis actualizaciones constantes e inmediatez, eso lo dan otros medios con resultados cuestionables. Nosotras hacemos periodismo reposado, sobre análisis, y eso lleva su tiempo. No nos importa ir contra las tendencias mediáticas del momento, considerando que en el mundo de la información inmediata y de agencia, elaborar pausadamente un artículo sustancial es un acto de rebeldía con el que queremos demostrar precisamente que hacemos un periodismo diferente, desde su elaboración, hasta su publicación, pasando por su tratamiento y los criterios de selección.

Estáis invitados a tomar parte de este proyecto. Desde aquí os animamos a que os pongáis en contacto con nosotras si os apetece escribir un artículo, o queréis sugerir alguna temática que creéis que debería ser tratada, así como si sois fotógrafos y os gustaría donar alguna imagen, o tenéis alguna idea de mejora estética o técnica. Todas vuestras opiniones y trabajo serán bienvenidos.

Aprovechamos este espacio para agradecer a Ruth García su dedicación al proyecto durante este año, la gran calidad de sus artículos y su buen hacer periodístico. Ahora que tenemos que continuar el proyecto sin ella, le deseamos desde aquí la mejor de las suertes.

Y sin más, dejamos la puerta abierta para que podáis echar un vistazo, esperando que os guste mucho y encantadas de leer todas vuestras opiniones …

www.miradasporeldesarrollo.com

Beatriz Alonso

María Álvaro

Mariu Berruezo

Alba Sánchez

cabecera

¿Son las madres libres?

La reforma de la ley del aborto que propone el Ministro de Justicia, Alberto Ruíz Gallardón, ha recibido muchas críticas, aunque ha contado con el beneplácito de la parte más conservadora de la sociedad española. El debate entre los derechos de la mujer y del nonato parece ser eterno en una ciudadanía que vive sumida en una crisis económica y social. Especialistas de diversas áreas aclaran qué supone esta posible reforma y su incidencia en la libertad de la mujer.

Autor: gaelx en Flickr
Autor: gaelx en Flickr

España es un país que entra dentro de la categoría de “alto riesgo de malestar social” en 2014 tal como afirmaba hace unos meses el diario The Economist. Las reformas fiscales y económicas que afectan a pilares básicos de toda sociedad como la Educación y la Sanidad han ganado gran eco y han incrementado el descontento social. Ante este contexto, muchos podrían pensar que la reforma de la ley del aborto iniciada por el ministro Ruiz Gallardón, pasaría desapercibida; sin embargo, esto no ha sido así y numerosos grupos de mujeres se han echado a las calles para defender sus derechos. Pero, ¿de qué derechos se están hablando?

La ley del aborto fue promulgada en España por la Ley Orgánica 9/1985 y posteriormente sustituida por la Ley Orgánica 2/2010 que señala que la interrupción voluntaria del embarazo será libre dentro de las 14 primeras semanas de gestación, informando previamente a la mujer sobre los derechos, prestaciones y ayudas públicas que tiene la maternidad. La ley de 2010, además, amplía el plazo para abortar hasta las 22 semanas de gestación por causas médicas (dadas determinadas circunstancias como riesgo para la vida o salud de la madre, anomalías graves en el feto, anomalías fetales incompatibles con la vida, o cuando se detecte en el feto una enfermedad extremadamente grave e incurable en el momento del diagnóstico) y regula el proceso en menores embarazadas. “En el caso de las mujeres de 16 y 17 años, el consentimiento para la interrupción voluntaria del embarazo les corresponde exclusivamente a ellas de acuerdo con el régimen general aplicable a las mujeres mayores de edad”, señala la ley.

Frente a esto, el actual ministro de Justicia español ha llevado al Congreso de los Diputados su “Ley Orgánica de Protección de la Vida del Concebido y los Derechos de la Mujer Embarazada”, lo que por ahora es un anteproyecto de ley, pero que debido a la mayoría parlamentaria del partido gobernante podría pasar a ser parte de la jurisdicción de este país.

Las novedades que incluye este anteproyecto de ley son las siguientes:
• La mujer queda obligada a reflexionar su decisión de abortar durante un mínimo de 7 días.
• Se elimina la posibilidad de interrumpir el embarazo libremente hasta las 14 semanas.
• Sólo se podrá interrumpir el embarazo hasta la semana 22, en los casos de que suponga “grave peligro para la vida o la salud psíquica o física de la mujer”, y hasta la semana 12 en los casos de que la mujer haya sido víctima de violación.
• Toda mujer necesitará para abortar los dictámenes de dos especialistas, distintos al que vaya a practicar el aborto y que no trabajen en ese mismo centro.

El ministro de Justicia justifica este cambio en la legislación por una supuesta necesidad de proteger al nonato. “No entiendo que se desproteja al concebido, permitiendo el aborto, por el hecho de que tenga algún tipo de minusvalía o de malformación. Me parece éticamente inconcebible que hayamos estado conviviendo tanto tiempo con esa legislación”, afirmaba Ruiz Gallardón en una entrevista a La Razón.

Desmontando el retroceso

Desde los primeros momentos en que se ha dado a conocer este anteproyecto de ley las críticas no han cesado y han venido desde diversos ámbitos. Así, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) a través de un informe preliminar sobre la que podría ser futura ley, tacha a esta propuesta del ministro de Justicia de “anacrónica criminalizadora”. “No puede considerarse como la respuesta adecuada a una demanda social de protección de concebido porque esa demanda no existe como demuestra el hecho de que el anuncio de presentación y aprobación del anteproyecto por el Consejo de Ministros haya creado una verdadera alarma social”, señala el informe previo que aconseja “reconsiderar y retirar este anteproyecto que nos aleja de los países de nuestro entorno y que supone un retroceso en el avance de los derechos y la igualdad de la mujer”.

Si esta crítica viene de los especialistas en Derecho, los profesionales de la Medicina también se muestran contrarios a la propuesta legislativa de Ruiz Gallardón. “Hoy en día las mujeres que recurren a una interrupción voluntaria del embarazo lo hacen porque afrontan un embarazo no deseado o imprevisto y nada hace presuponer que dejarán de sopesar esa posibilidad. No observar por parte de los/as legisladores/as esta circunstancia es dar la espalda a la realidad”, afirman, a través de un manifiesto unos 2.000 profesionales sanitarios, entre los que se encuentran especialistas en ginecología, genética, psiquiatría y salud pública.

Además, los firmantes de dicho comunicado alertan sobre un posible aumento de las interrupciones tardías del embarazo. “Se ha intensificado la tendencia hacia el aborto temprano y hoy el 90 % de los abortos se realizan dentro del primer trimestre de gestación (un 68 % en gestaciones inferiores a las 8 semanas), evitando así los riesgos biológicos, psicológicos y sociales derivados de los abortos tardíos. Abortos, estos últimos, que se incrementarán cuando se restrinja el acceso voluntario de la mujer a la interrupción”.

Pero eso no es todo, desde el ámbito sanitario se recuerda el retroceso legislativo que supondría esta ley en un contexto de países en los que sus legislaciones “permiten la libre decisión de la mujer durante un determinado periodo de gestación, entre las 10 y las 24 semanas”.

“Más de 5 millones de mujeres en el mundo sufren complicaciones médicas derivadas de un aborto inseguro y 47.000 mueren en uno de los más de 22 millones de abortos clandestinos que se realizan cada año, según la OMS [Organización Mundial de la Salud]. Esa y no otra es la realidad. Frente a ella, 68 países, un 25% del total, reaccionan legislando restrictivamente o prohibiendo el aborto. Por el contrario, 73 países, el 61% de la población, han optado por normas que no establecen restricciones en cuanto a la razón para abortar o admiten razones socio-económicas amplias. El resto, 14%, permiten el aborto por causas médicas. La sociedad española debe decidir si se posiciona a favor de la realidad sanitaria, jurídica y social de los países con leyes que respetan el derecho a decidir de las mujeres, o si quieren emular a aquellos que no lo hacen, poniendo en peligro la vida de las mujeres”, afirman los firmantes del manifiesto.

Por otro lado, desde la organización Amnistía Internacional se pide también la retirada de este anteproyecto de ley que “restringe el acceso de mujeres y niñas a servicios de aborto seguro y legal”.

A través de Jezerca Tigani, directora adjunta para Europa de Amnistía Internacional, dicha ONG pro Derechos Humanos muestra su preocupación por lo que supondría esta reforma para la sociedad española. “Esta reforma podría causar un aumento en el número de mujeres y niñas que recurren a procedimientos peligrosos, inseguros, clandestinos e ilegales, poniendo en riesgo su salud, y hasta su vida. Además, limita el derecho de las mujeres y niñas a tomar decisiones por sí mismas y restringe su autonomía”, aseguraba Tigani.

“El anteproyecto es, discriminatorio. Si es aprobado, afectará desproporcionadamente a mujeres jóvenes y en situación de pobreza, puesto que no tienen los medios necesarios para viajar al extranjero y acceder a abortos seguros y legales”, añadía Esteban Beltrán, Director de Amnistía Internacional en España.

Frente a todos estos argumentos se encuentra, en el otro extremo de este debate, la Federación Española de Asociaciones Provida que basa su lucha contra el aborto en palabras como las de la religiosa Teresa de Calcuta de que “el aborto es un homicidio en el vientre de la madre. El aborto mata la paz del mundo”.

Los derechos del no nacido frente a los derechos de la mujer, este es el eterno dilema que parece lejos de resolverse en la sociedad española. Quizás nuevas preguntas ayuden a aclarar la cuestión como: ¿En qué punto un ser humano comienza a considerarse como tal? ¿Qué ocurre si una mujer no quiere ser madre nunca? ¿Son las mujeres meras fábricas de bebés? ¿Es sensato poner en peligro la vida de una mujer por la de un feto que difícilmente sobreviva? ¿Es necesario que más mujeres y niñas pasen por lo mismo que Beatriz y Belén?

Ruth García Hernández

22M: Dignidad y lucha ciudadana

“En 2014 nos encontramos ante una situación extremadamente difícil, una situación límite, de emergencia social, que nos convoca a dar una respuesta colectiva y masiva de la clase trabajadora, la ciudadanía y los pueblos”.

Manifiesto 22M, Marchas por la Dignidad

Para muchos ciudadanos el 22M comenzó mucho antes de las 17.00 horas del sábado 22 de marzo. Para un buen número de personas, las conocidas como las Marchas Por la Dignidad habían comenzado un mes antes, cuando muchos salieron de sus pueblos y ciudades a pie, repartidos en seis columnas ciudadanas que han atravesado la geografía española por todos sus puntos cardinales para hacer llegar el mensaje de la dignidad, de la necesidad de cambio que, eso que algunos llaman “mayoría silenciosa” quiere para un país como este.

Aunque la concentración de las marchas en Atocha estaba convocada a las 17.00 horas, desde antes de las 16.00 ya había un número considerable de personas, y algunas columnas como la extremeña o la andaluza ya habían llegado, además de diversos grupos de colectivos sociales. En el 22M no había mareas de colores diferenciadas, aunque todas estaban allí.

Imagen

La organización cifra en, aproximadamente, dos millones las personas que se concentraron en Madrid a lo largo de casi dos kilómetros y medio. Pasadas las 17.00, en Atocha no cabía un alfiler y eso que algunas columnas, como las asturiana, ya habían empezado a subir por Recoletos, la marcha tenía que avanzar cuanto antes por una mera cuestión de espacio.

A lo largo del recorrido, los colectivos ya conocidos del actual activismo social español, como la marea verde de estudiantes, feministas contra la ley del aborto, diversos colectivos republicanos, los incombustibles iaioflautas, grupos y asociaciones de inmigrantes, los bomberos de Madrid, el 15M, Podemos, Frente Cívico, Sindicato de estudiantes, Foro por la Memoria, CNT, Izquierda Unida y otros partidos políticos de esos que tratan de romper el bipartidismo imperante, se entremezclaban con ciudadanos anónimos, que sin ir en representación de ningún grupo concreto, habían salido de sus casas para unirse al sentimiento común de que algo tiene que cambiar en España.

Imagen

Mujer

Virginia, representante del Frente Mujer del Partido Comunista de Madrid en Arganzuela, tenía las cosas muy claras con respecto a por qué estaba allí, y así nos lo contaba sentada en el césped de una mediana de Atocha, a donde había llegado desde la plaza de Oporto con la columna extremeña.

Estoy aquí porque el ataque que estamos sufriendo la clase obrera es brutal. En España se está imponiendo un modelo económico y político neoliberal que supone la pérdida de derechos absolutos por parte de la clase trabajadora, no solo de derechos laborales sino de derechos sociales como una educación pública, una sanidad, el concepto de Estado como responsable de ti ante cuestiones importantes como el paro, la dependencia, etcétera. Yo creo que estamos viviendo un punto de inflexión en la historia de España, dentro del denominado modelo de la Transición que yo creo que ahora está llegando a su fin. Realmente ahora estamos viendo lo que nos han impuesto desde la Unión Europea, un modelo económico que nos va a llevar a la precarización absoluta de la clase obrera y al pago de una deuda que es ilegítima y que nos va a suponer mucho sufrimiento para los trabajadores y las trabajadoras, y también para futuras generaciones.

Imagen

También nos habló del papel de la mujer en la lucha social española, y de su situación con respecto a la crisis.

Estamos viviendo en un retroceso, aunque el concepto de sociedad patriarcal no ha desaparecido y que el machismo es una lucha constante que vive la mujer, si es verdad que con estas crisis económicas, con la implantación de este sistema neoliberal, el retroceso de la mujer es alucinante. Nos encontramos en una coyuntura de paro brutal en la que la que sufre las peores consecuencias es la mujer, que quedan abocadas a trabajar en el hogar. Otro aspecto interesante que debería tenerse en cuenta es cómo ha aumentado el número de mujeres que se ven obligadas a prostituirse, yo creo que eso es un verdadero drama, porque la prostitución es uno de los factores más brutales de la violencia de género. En momentos de crisis, la que sufre doblemente es la mujer, y se tiene que tener muy encuentra que la única forma de conseguir la igualdad es salir a la calle.

Trabajo

No menos clara que Virginia fueron Raúl y Fernando, dos amigos que acudieron a la manifestación en representación de sí mismos y de su propia situación, que es la que viven tantas personas en este país:  la de tener una formación cualificada y no poder trabajar. Raúl lo dejaba muy claro en la pancarta que portaba, que decía “ni comunista, ni antisistema, ni proetarra. Ingeniero en paro. Marca España”. Estos jóvenes no descartan la idea de irse al extranjero a buscar un futuro mejor como tantos otros ya han hecho, pero de momento, el 22 de marzo, se encontraban en Madrid luchando y contándonos su perspectiva de la actual situación.

Imagen

Raúl: Somos personas formadas, con una experiencia, y nos vamos a tener que ir de este país, o no vamos a poder trabajar, o trabajaremos por mil euros. Eso es lo que nos queda a personas preparadas y con experiencia. Yo defiendo como alternativa un tercer voto, todos los indignados tendríamos que votar a un tercer partido alternativo, o bien llegar a una posible revolución, que supongo que no es lo que queremos. Todo el mundo piensa si todo esto servirá de algo, a mí me gustaría pensar que todo esto sirve de algo, y para eso la gente debe saber que viniendo aquí posiblemente el sistema podría cambiar. Yo propongo un voto alternativo. Tendríamos que, dentro de la democracia, votar a un tercer partido que nos proponga cambiar la Ley de Partidos, cambiar la Constitución, y dejarnos ya de que uno es de izquierdas, otro es de derechas. Las soluciones, son soluciones.

Fernando: Si no nos dejan más alternativas tendremos que irnos fuera. Lo que pasa es que es una pena que estén dejando este país como un sitio de veraneo para los alemanes. Estamos al final regalándoles las empresas, regalándoles el trabajo por dos perras y al final parece que el Gobierno está a favor y parece que no van a poner ningún freno. Entiendo una posible revolución en el sentido de que ha habido grupos políticos a los que tradicionalmente les ha votado todo el mundo, son los que tienen el poder, pero está visto que tanto unos como otros pecan de los mismos defectos en problemas de corrupción, así que votar a otra alternativa diferente a las que se han votado todos estos años sería revolucionario. Estamos a tiempo de cambiar el sistema de producción en España y comenzar a planificar un poco la industria, el tipo de oferta laboral que tenemos, que se está limitando a temas de turismo y poco más, porque nos han desmantelado las navieras y fábricas. Habría que proponer un sistema que no se base solo en la construcción y el veraneo, algo un poco más sólido.

Universidad

No son los únicos que viven una situación difícil en “edad de merecer”. Los universitarios españoles no tienen perspectivas mucho mejores y observan como su futuro se aproxima peligrosamente hacia la precariedad, el paro o el exilio, después de muchos años entregados al estudio a los que, desde la imposición de la subida de tasas de la última reforma educativa capitaneada por el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, se suman importantes cantidades de dinero desembolsado. La Universidad española también estaba el sábado en Madrid. Lola y Silvia, estudiantes de la Universidad Complutense de Madrid, nos contaban así su perspectiva de la situación de la Universidad española, que sin duda tiene mucho que decir en materia de cambio social.

Imagen

Lola: En este país últimamente no se puede vivir, y a parte de no poder vivir, no podemos estudiar, y yo creo que es un derecho. Además somos gente muy válida que queremos conseguir nuestros estudios y afrontamos una subida de tasas irracional. En nuestro máster se han dado casos de abandono, sobre todo a raíz de que no se concedieran las becas previstas. Personas que querían estudiar y que requerían esa ayuda para poder proseguir sus estudios, han tenido que abandonarlos. Creo que vamos hacia una desigualdad social absoluta. Ya no vamos a poder acceder a los estudios en función de que seamos personas válidas sino en función de la cartera que tengamos, así va a haber una merma en los recursos humanos de este país. Supongo que estiman que no vamos a protestar y que nos vamos a quedar en casa aguantando sus medidas por injustas que sean, pero me parece que no, me parece que hay mucha valía en esta país como para que se salgan con la suya.

Silvia: La Ley de Educación del ministro Wert es completamente anacrónica, muy injusta, y rompe completamente con la universalidad de derechos. Una ciudadanía que es más inculta es más manipulable y por tanto pueden manejarla a su antojo y conseguir todos los objetivos que se propongan. A la gente que ha querido quedarse en casa y no está hoy aquí les diría que no se desanimen, que todos los derechos que tenemos hoy en día no se han conseguido quedándose en casa, que la gente tiene que movilizarse, que tenemos que tener conciencia social porque si no estamos perdidos.

República

Una de las banderas que más se observaba sobre las cabezas de los asistentes era la tricolor republicana. La llevaban colectivos republicanos de marcada tradición en la lucha por y en defensa de un cambio de régimen hacia un sistema republicano, como el Foro por la Memoria, Republicanos, Alternativa Republicana y otros. Pero también otros tantos ciudadanos ajenos a formaciones políticas republicanas portaban banderas republicanas. Pudimos hablar con Vicente y Alfredo, dos hombres que marchaban juntos con sendas banderas tricolor: uno le llevaba en su mástil, otro a modo de capa, sobre los hombros, y hablaban de ella con destacado orgullo.

Imagen

Vicente: para mí particularmente esta bandera representa mucho, porque la bandera de la República representa la igualdad entre las personas, cosa que en un país democrático como España, ahora mismo no somos, porque tenemos una monarquía que no la ha votado el pueblo. Nosotros reivindicamos la igualdad entre las personas, independientemente de donde nazcan, crezca, o sean hijos de quien sean. Nuestra lucha diaria se trata de involucrar a cuanta más gente mejor para demostrar que la República, aunque no es la panacea de todo, pero sí que es más igualdad entre las personas y un mundo más justo. Luchamos por eso.

Alfredo: para mí es la bandera de la democracia. La otra bandera yo la asocio a la monarquía y un gobierno anterior, a la dictadura. Yo creo que veremos la República pronto, a lo mejor es más un deseo, pero yo creo que sí. A la gente joven la veo muy concienciada porque aquí veo mucha gente joven, y a mí eso me sube la moral. El mundo lo tiene que cambiar la juventud, la gente joven es la que tiene fuerza y tiene que hacer realidad otro mundo posible, otro mundo mejor donde la gente viva como personas dignas, como seres humanos.

Lucha ciudadana

No podían faltar, por supuesto, la representación de las personas mayores que ya lucharon por España cuando las causas eran otras, que ya vieron caer regímenes como el de Franco, y le empujaron a su caída incluso. Los luchadores más incansables de la historia de España estaban allí, en una mediana del paseo de Recoletos, ya cerca de Colón. Algunos sostenían una pancarta y otros descansaban sentados en la mediana. Tuvimos la suerte de poder hablar con María del Carmen, en representación de los Iaioflautas, que había venido desde Barcelona y hablaba con decisión sobre el papel de su colectivo, y sobre la necesidad de superar la pasividad de la juventud española.

Imagen

María del Carmen: He llegado esta mañana desde Barcelona. Estamos aquí porque siempre hemos sido muy luchadores. Casi todos o todos los que estamos aquí hemos vivido el franquismo, y hemos vivido una represión terrible. Luego hemos pasado a una democracia que se la están cargando pero a zancadas. Por eso la lucha que empezamos no era solo por nosotros sino por nuestros hijos y nuestros nietos, pero a parte ahora tenemos que incluirnos a nosotros porque nos están jodiendo las pensiones. Los jóvenes sois muy pasivos, en cada movilización a la que vamos, y estamos yendo a todas las de cultura, a todas las de sanidad, las de educación, si que hemos observado que la juventud estáis muy pasivos, muy muertos, tenéis que tener más brío, que son vuestros derechos. Nosotros ya hemos luchado toda nuestra puñetera vida, y ahora estamos luchando precisamente por los niños y los jóvenes, que os están haciendo la puñeta a base de bien.

Con estos mensajes, en representación de diversas situaciones provocadas por los distintos aspectos de esta crisis y su gestión desde el gobierno, hemos querido dar una idea de la diversidad de opiniones que confluyeron en el 22M. Mucho se ha hablado ya en otros medios de la represión posterior a la manifestación, que en esta ocasión comenzó incluso antes de que terminase el acto de la Plaza de Colón y que se ha saldado con más de una veintena de detenidos, y cerca de cien heridos. Desde Miradas por el Desarrollo hemos preferido incidir en los contenidos de la manifestación para que la acción represora no nos desvíe del mensaje central del acto: algo tiene que cambiar, España quiere dignidad, quiere justicia, renuncia al pago de una deuda ilegítima, y propone soluciones desde diferentes colectivos. El 22M, una vez más, dos millones de personas devolvieron la fe en aquello del “sí se puede”.

 Imagen

Con toda nuestra solidaridad para los detenidos, esperamos su pronta puesta en libertad.

Alba Sánchez Serradilla

Fotografía: Ruth García Hernández

 

 

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio: retos y logros

A lo largo de la historia de la humanidad se han dado muchas circunstancias que han impulsado la cooperación internacional entre países y organismos. En el año 2000 se ponía en marcha el proyecto más ambicioso en la historia de la cooperación para el desarrollo y hasta el momento el más existo. Ese año en septiembre, en el marco de Naciones Unidas, se reunían 192 jefes de Estado en la llamada “Cumbre del Milenio” para tomar medidas concretas orientadas a reducir la pobreza mundial. Fruto de esta cumbre y sus predecesoras nacen los conocidos como “Objetivos de Desarrollo del Milenio” (OMD), un conjunto de planes de actuación cuyo objetivo es llegar a mejorar la calidad de vida de todos los seres humanos en 2015. El programa en un primer momento se diseñó en torno a 7 objetivos y un plazo de 15 años para cumplirlos. Posteriormente se amplió a 8 objetivos y se espera que continúen los avances tras la fecha límite en 2015.

Los ODM es un programa auspiciado por Naciones Unidas, cuyo brazo ejecutor es el PNUD (Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo), pero que cuenta además con la colaboración de sus asociados: instituciones internacionales (FMI o Banco Mundial), como otros programas de Naciones Unidas ( UNICEF o UNESCO), apoyos de gobiernos de los propios países, países donantes de fondos, ONG´s, instituciones privadas y organismos de la sociedad civil.

Los 8 “Objetivos del Milenio” tienen las siguientes metas fijadas:

  1. Erradicar la pobreza extrema. El principal objetivo a nivel mundial es reducir a la mitad el número de personas que viven en condiciones de pobreza severa (con menos de 1´25 $ al día). Mejorar la situación alimentaria mundial y fomentar el empleo pleno y decente para todos, también forman parte de los objetivos de este programa.
  2. Conseguir que la educación primaria sea universal tanto para niños como para niñas.
  3. Promover la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer. Este objetivo se centra en disminuir y eliminar las desigualdades entre hombres y mujeres fomentando la educación en todos los niveles( no sólo primaria), de ambos sexos. Además dota de acceso a recursos y formación a mujeres en riesgo de exclusión, ya que la igualdad de género favorece la consecución de otros objetivos.
  4. Mejorar la salud infantil y reducir en 2/3 la mortalidad en niños menores de 5 años.
  5. Mejorar la salud materna. Es un programa orientado a asegurar la asistencia sanitaria a mujeres embarazadas para que, al mejorar su salud también mejore la de sus hijos. El objetivo es reducir la tasa de mortalidad en el parto un 75% y garantizar el acceso a la salud reproductiva y la planificación familiar.
  6. Combatir el SIDA y otras enfermedades como la malaria, la tuberculosis y el paludismo. Este programa se centra especialmente en detener y reducir la propagación de las enfermedades más contagiosas y mortales y garantizar un acceso universal al tratamiento para los enfermos.
  7. Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente. Este programa se centra en incorporar el desarrollo sostenible en las políticas nacionales para reducir la pérdida de recursos naturales y biodiversidad, a la vez que se estimulan energías más respetuosas y modelos de cultivos menos vulnerables al cambio climático. También incluye un programa de acción para asegurar el acceso al agua potable y saneamiento y otro orientado a dar una mayor calidad de vida a personas afincadas en núcleos urbanos marginales.
  8. Fomentar una alianza mundial para el desarrollo y el respeto. El último de los objetivos y quizás el más demagógico por la cantidad de aspectos que abarca y la dificultad de poner en marcha planes de acción concretos. Entre los aspectos que pretende mejorar están: atender las necesidades de los países con economías más vulnerables, desarrollar un sistema comercial más inclusivo o favorecer el acceso de las nuevas tecnologías a los sectores más necesitados.

¿Cómo se materializan los objetivos en planes de acción?

Desde el año 2000 los ODM se han dotado de diversos mecanismos para canalizar los esfuerzos de los participantes y hacerlos efectivos. Los principales impulsores son los propios gobiernos de los países miembros, que se comprometieron en el año 2010 a donar 40.000 millones de dólares para este fin. Pero, un plan de acción tan amplio y diversificado necesita estar constantemente adaptándose, por lo que desde el año 2000 se han hecho multitud de consultas y reuniones para actualizarlo. Entre ellas destacan: la encuesta global “Mi Mundo”, el informe del Secretario General “Una vida digna para todos” que incluía una renovación del compromiso pasado 2015, o el marco para acelerar el proceso de los OMD elaborado por el PNUD. Este último informe elaborado en 2013 puso de manifiesto los principales problemas a los que se enfrentaban los ODM y explicaba por qué no se iban a conseguir ciertos objetivos en algunos países. Identificaba los principales obstáculos que dificultan el éxito del programa de los “Objetivos de Desarrollo del Milenio” como: las políticas estatales deficientes y faltas de planificación, problemas de financiación y recursos o falta de servicios mínimos e infraestructuras en los países receptores de la ayuda. Pero este informe también arrojaba luz al plantear una estructura de respuesta ante la inoperancia de un programa, donde lo principal era localizar el problema que impedía la consecución del objetivo, se estudiaba la forma de optimizar los recursos de Naciones Unidas y finalmente se ideaba un nuevo plan de acción más local. Este programa ha conseguido entre otros logros, disminuir la pobreza agrícola en Togo y mejorar la asistencia sanitaria a embarazadas en Ghana.

Situación actual de los “Objetivos de Desarrollo del Milenio”

En los últimos años, en especial desde 2010 se plantea ampliar la fecha para conseguir los objetivos y renovar el compromiso de los gobiernos, a la vez que se habla de problemas económicos en la financiación de los ODM. La crisis económica y financiera global deja como resultado un descenso a la ayuda al desarrollo de un 13 %, lo que ha paralizado el avance de algunos objetivos. Además el aumento en los precios de los alimentos y el avance del cambio climático tampoco ayudan a mejorar la situación económica global.

Analizando objetivo por objetivo podemos ver qué ha cambiado en los últimos 14 años:

  1. A nivel mundial se ha logrado que el número de personas pobres descienda a la mitad, teniendo en cuenta cifras del año 1990. Pese a esto en la actualidad la crisis económica ha acentuado la vulnerabilidad de las personas pobres y a día de hoy más de 870 millones de personas (1 de cada 8) pasa hambre de forma crónica.
  2. La escolarización global se ha conseguido en un 90% en los países desarrollados y el global de niñas no escolarizadas disminuyó en los últimos años de 108 millones a 57 millones, según datos del PNUD en 2010. Desde 2011 los avances en este objetivo están paralizados, en especial en la zona de África Subsahariana y Sur de Asia, donde se prevé imposible de lograr en 2015.
  3. La igualdad de género se sigue enfrentando a su principal obstáculo, la pobreza que limita la visibilidad de las mujeres en la sociedad. En todos los países en vías de desarrollo hay más hombres que mujeres que disponen de un empleo remunerado y con garantías laborales. Curiosamente, y pese a ser zonas donde las escolarización de las niñas es menor que la de los niños, Asia Occidental y África Subsahariana han conseguido notorios avances en la igualdad desde 2010.
  4. Las mejoras en la salud infantil están teniendo avances muy lentos, aunque desde el año 91 se ha reducido la tasa de mortalidad en un 41 % (14.000 muertes menos al día). Aún así, la mayor parte de estas muertes son por enfermedades prevenibles y curables. Se ha constatado que la educación, el empoderamiento y unas mejores condiciones de salud de las madres logra una mayor supervivencia en los hijos.
  5. Se ha conseguido un notable mejora en la asistencia sanitaria a mujeres embarazas en el ámbito rural, pero se ha estancado el progreso en el descenso de embarazos adolescente y la planificación familiar.
  6. El descenso del uso de preservativos ha dado como resultado una mayor población de personas infectadas por el SIDA. Por lo tanto aunque hay mejoras en enfermedades como la tuberculosis, el paludismo y la malaria, el principal enemigo sigue siendo el SIDA. Es necesario aumentar los esfuerzos en evitar contagios y garantizar el acceso a tratamientos, especialmente a mujeres embarazadas.
  7. El medio ambiente sigue siendo uno de los objetivos más prioritarios y que menos consenso genera. Se sabe que no se está actuando de forma correcta, ni se están cuidando adecuadamente los espacios protegidos, las especies en peligro de extinción y los mares y océanos. Sí se han logrado avances desde 1990 en otros aspectos como: reducir un 46% las emisiones de CO2, garantizar el acceso al agua a 2000 millones de personas, además de mejorar las condiciones de vida de millones de personas que viven en condiciones de hacinamiento en tugurios.
  8. La unión global tiene importantes retos a los que enfrentarse como la inestabilidad económica y el descenso en el presupuesto de los donantes a la ayuda al desarrollo (sólo 5 países de todos los firmantes han donado lo prometido). Sí ha habido mejoras en el descenso del nivel de deuda externa de países en vías de desarrollo y en universalizar el acceso a nuevas tecnologías, principalmente internet.

Por lo tanto vemos como estos logros no han sido conseguidos de forma uniforme, ni por objetivos, ni por países. Del total de países comprometidos con los ODM algunos de los que han cumplido todos los objetivos son: Venezuela, Ucrania, España, Turquía, Canadá, Vietnam, Qatar y Rusia. Hay que tener en cuenta que estos objetivos marcan unos mínimos y que su total cumplimiento no garantiza que las personas que viven en su territorio tengan cubiertas todas las necesidades básicas.

¿Qué se necesita para lograr estos objetivos?

Según datos del PNUD en 2010 y analizando 50 países en vías de desarrollo, se llegó a la conclusión de que ya se disponía de los recursos y el conocimiento necesario para alcanzar los 8 “Objetivos de Desarrollo del Milenio”. Se ha alcanzado el primer “Objetivo del Milenio” sobre reducción de la pobreza global, pero hay que seguir trabajando para reducir la pobreza absoluta de los que ya son pobres. En este momento los esfuerzos se centran en mantener los programas que ya funcionan y localizar el fallo en los que no lo hacen. De los años que lleva el programa ODM en funcionamiento se han aprendido importantes lecciones. Se ha visto como la consecución de un objetivo puede llevar a mejorar otros, siempre que vayan de la mano del compromiso político del país en el que se trabaja. También se ha visto como en programas locales de desarrollo es vital apoyar a la población con ayudas al empleo, a la educación y mejoras en salud y alimentación.

El informe sobre el Índice de Desarrollo Humano de 2013 elaborado por el PNUD destaca importantes avances que no habrían sido posibles sin el programa ODM. Por primera vez en 150 años, la producción combinada de las economías en desarrollo de China, India y Brasil han igualado el PIB combinado de las economías mundiales más consolidadas: EEUU, Canadá, Francia, Reino Unido, Alemania e Italia. Además el Índice de Desarrollo humano ha aumentado en países en vías de desarrollo frente a países que partían de niveles más altos, donde en algunos casos se ha estacado dicho índice.

Apenas queda un año para que el plazo inicial de los “Objetivos del Milenio” finalice y hay trabajo por hacer. Muchos indicadores hacen pensar que no se lograrán algunos de los objetivos planteados. El cambio climático, la crisis económica, la inseguridad regional y los conflictos bélicos, son algunos de los problemas a los que se tiene que enfrentar Naciones Unidas si quiere lograr un mundo más justo y equitativo mediante los ODM. Tiene los recursos y las herramientas para lograrlo, aunque sea un plazo más dilatado de tiempo, por lo que no debe haber excusas al cumplimiento de los ODM. Pero no debemos olvidar que la Naciones Unidas no se creó sólo para garantizar la paz mundial, sino para mantener un orden establecido y la seguridad internacional. Naciones Unidas es un organismo que quiere mantener el juego de poder actual y no una ONG. Por lo tanto la pregunta sería: ¿realmente le interesa alcanzar los “Objetivos de Desarrollo del Milenio”.

Beatriz Alonso González

 

 

 

En el comercio internacional no todos juegan con las mismas reglas

Los datos hablan por sí solos. A finales del siglo XX, las tres personas más ricas del mundo tenían activos que superaban el PIB combinado de los 48 países menos adelantados, donde habitaban 581 millones de personas. Pero con el cambio de siglo las cosas no cambiaron y según el Informe sobre Desarrollo Humano de 2010 del Programa de Desarrollo de Naciones Unidas (PNUD), “por cada país donde la desigualdad ha disminuido en los últimos veinte años, aumentó en más de dos”. Si nos fijamos en lo que se conoce como pobreza multidimensional, es decir, aquellos que son pobres absolutos en varias dimensiones como la salud, la nutrición, la educación, la vivienda, el acceso a la electricidad y saneamientos o la disponibilidad de agua y disponibilidad de combustible para cocinar; vemos como más de 1.750 millones de personas se encuentran en esta situación, lo que supone el 25% de la población mundial. El número de personas muy ricas ha aumentado desde el año 2000 hasta el 2009 en casi el doble y los millones de personas subnutridas sigue sin parar de aumentar y la cifra supera ya los más de 1.000 millones de individuos. Podríamos seguir dando más y más datos pero en resumen se podría decir que el mundo es hoy más desigual que en cualquier otro periodo desde la Segunda Guerra Mundial.

Autor: CECJ

Los mecanismos injustos del comercio internacional y la desregulación con la que operan las grandes empresas favorecen esa concentración de riqueza e impiden, al mismo tiempo, la redistribución de los beneficios empresariales para luchar contra la pobreza. El comercio internacional, tal y como se plantea desde las lógicas neoliberales, deja fuera de su acceso a millones de personas que podrían beneficiarse de la capacidad de éste para reducir la pobreza. Las desigualdades entre las zonas enriquecidas y empobrecidas se han acrecentado en las últimas décadas, ya que las normas y las instituciones que rigen el comercio internacional favorecen a los países desarrollados y no permiten a los países menos adelantados (PMA) su derecho a la soberanía alimentaria y a decidir si quieren formar parte del comercio internacional y de qué manera quieren hacerlo. La soberanía alimentaria es definida por el Movimiento Vía Campesina como: «El derecho de los pueblos a definir sus propias políticas de agricultura y alimentación, a proteger y regular la producción y el comercio agrícola interior para lograr sus objetivos de desarrollo sostenible, a decidir en qué medida quieren ser autónomos y a limitar el dumping de productos en sus mercados».

Según la organización Oxfam International, si tan solo se viera incrementado un 1% la participación en las exportaciones mundiales de África, América Latina y el sudeste asiático, el aumento de los ingresos podría liberar a 128 millones de personas de la pobreza. En teoría desde los países más desarrollados se trabaja para buscar formas de reducción de la pobreza, pero las prácticas económicas y comerciales muestran como la lógica sigue siendo que para el crecimiento económico de muchos países, otros tienen que hundirse en la pobreza.

Los países desarrollados actúan bajo la premisa: libre comercio o proteccionismo, según convenga. Y esto puede verse, por ejemplo, en que las exportaciones de los países en vías de desarrollo hacía los países ricos se enfrentan a barreras arancelarias cuatro veces superiores que cuando esto sucede al revés, siendo por tanto unas normas comerciales consideradas injustas e hipócritas por parte de los países ricos. Lo mismo sucede cuando desde organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI) o el Banco Mundial (BM) se presiona a los países empobrecidos para que abran sus mercados de manera abrupta, con las consecuencias negativas que tienen en muchos casos para éstos, mientras que los países del Norte actúan con barreras proteccionistas a productos que provienen del Sur. Según el PNUD “de abolirse todas las barreras que imponen los países ricos a las mercancías de los PMD, el aumento de las exportaciones equivaldría al doble de lo que reciben en concepto de Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD)”.

La hipocresía es la base del comercio internacional haz lo que yo digo, no lo que yo hago. La actuación de los países ricos, que dicen tener entre sus máximas acabar con la pobreza, no se corresponde con las prácticas del comercio internacional que demuestran sino todo lo contrario. Porque libre comercio, no es lo mismo que comercio libre.

¿Hacia dónde queremos que vaya el Comercio Justo?

Autor: CECJ-M.Charlón

Los datos anteriormente citados ya dejan claro el porqué existe el Comercio Justo como alternativa surgida en los años cincuenta al sistema de comercio convencional injusto y desigual que hemos descrito. Responde a la necesidad de que el comercio mundial y la producción estén al servicio de las personas teniendo como ejes principales los derechos de los trabajadores y trabajadoras y el respeto al medio ambiente.

Muchos expertos señalan como el Comercio Justo se encuentra en un momento de su desarrollo clave en el que los movimientos y las organizaciones que trabajan en este campo deben decidir qué camino tomar. La pregunta base para la reflexión es: ¿Hacia dónde queremos que vaya el Comercio Justo?

Quizás los mayores debates y discrepancias se empezaron a dar en nuestro país cuando en marzo de 2004 la Coordinadora Estatal de Comercio Justo aprobó la Iniciativa Nacional del sello FLO para certificar los productos del Sur en España. Desde la perspectiva tradicional y dominante, discurso apoyado por Oxfam, se defiende que el objetivo se encuentra en aumentar las ventas de los productos para que esto reporte los máximos beneficios a productores del Sur. Pero, ¿a qué precio? El precio ha sido que las grandes superficies hayan entrado a vender productos de Comercio Justo, por ejemplo en España el consumo de estos productos creció un 6% en 2012 alcanzando los 28 millones de euros. Esto son datos del informe El Comercio Justo en España 2012. Alianzas en movimiento. Aunque dicho estudio también destaca que a pesar de que se ha producido un aumento en la venta de productos de alimentación, ha caído la venta en las tiendas de Comercio Justo como también de los artículos de artesanía.

Se ha permitido que empresas como Nestlé, Mcdonalds o grandes superficies como Carrefour vendan productos de Comercio Justo cuando ellos son el máximo exponente de la injusticia y los abusos hacia los productores del Sur. Que las grandes cadenas o superficies comerciales vendan este tipo de productos es más bien para ellos un lavado de cara para su imagen. ¿Realmente les preocupa que el comercio sea más justo y equitativo cuando en sus vitrinas siguen estando productos que violan flagrantemente los derechos humanos y los derechos medioambientales? La respuesta es un rotundo no. Quizás el camino que debe seguir el comercio justo es alejarse de que el único objetivo sea ampliar los mercados y lograr el aumento de las ventas independientemente de quién y cómo lo venden.

Pero ¿Cómo se logra que las grandes superficies vendan productos de Comercio Justo? A través del sello FLO (Fairtrade Labelling Organization). Este sello difiere mucho de la certificación que realiza por ejemplo la IFAT (International Fair Trade Association) o los llamados sellos participativos que son certificaciones de los procesos de producción y comercialización controlados por los propios productores. El sello FLO certifica las condiciones de trabajo y elaboración de los productos del Sur sin tener en cuenta quien los distribuye ni quien los comercializa en los países del Norte. Muchos críticos destacan como el sello FLO reduce la capacidad de control del pequeño productor sobre el proceso de comercialización de su producto. Las relaciones de Comercio Justo pasan a basarse en muchos casos en una relación comercial en donde el buen precio que ofrece una cadena comercial obliga a los productores a vender sus productos a estas grandes superficies sin que estén de acuerdo con el sistema comercial que estos emplean. Además, se dan muchos casos en los que la demanda de productos alimentarios aumenta en tal medida que los productores de Comercio Justo se ven obligados a aumentar la producción y a centrarla en pocos productos. Aliarse con los poderosos abre caminos fáciles y con resultados rápidos, pero lo que nos deberíamos plantear es si queremos ir en esta dirección o queremos que el Comercio Justo no se aleje de sus planteamientos morales y éticos por el simple hecho de aumentar las ventas más y más.

María Álvaro Navarro.

Periodista valenciana afincada en Madrid. Dedicada a la comunicación de temas sociales. Ha trabajado en el departamento de comunicación de Cruz Roja Española y actualmente lo hace en Greenpeace España. Se une al equipo de Miradas por el Desarrollo en marzo de 2014.

Imágenes: Coordinadora Estatal de Comercio Justo.

 

Los intereses de EEUU en las revueltas de Venezuela

El Gobierno de EEUU financia a la oposición venezolana, algo que Wikileaks ya demostró.

Desde hace ya varias semanas la sociedad occidental ha sido testigo de los enfrentamientos en Venezuela a través de sus medios de comunicación.  Muchos han podido observar o leer escenas de una violencia extrema, supuestamente, orquestada por parte del gobierno. Pocos, sin embargo, han podido contrastar las informaciones en nuestros medios de comunicación habituales, y pocos, se han preguntado qué hay de cierto en todas estas informaciones, pese a que al investigar un poco acerca del tema pueden observar desde el inicio diferencias abismales entre los diferentes medios a nivel internacional, o incluso sorprenderse, sin llegar a profundizar en el tema, del papel de EEUU en este conflicto.

El Gobierno de EEUU ha estado financiando a la oposición venezolana durante al menos 12 años, y esto es algo que Wikileaks ya demostró. La organización de Julian Assange publicó la relación de EEUU con este país, al que ha intentado desmantelar una y otra vez a través de golpes de Estado para deshacerse del Gobierno de Hugo Chávez y reemplazarlo por alguien más afín a su ideología, con todos los beneficios que le traería el asunto. De hecho el propio Departamento de Estado estadounidense ha reconocido su relación con las personas y organizaciones involucradas en el golpe militar que se produjo en Venezuela de 2002.

decd1e6c-2098-4210-8bbb-e18ffe573dfeJóvenes Mexicanos solidarios con la Revolución Bolivariana y la Coordinadora Mexicana en Solidaridad con Venezuela denunciaron la injerencia de EU en los asuntos internos de Venezuela. Foto Cuartoscuro

Sin embargo, su financiación no es probablemente la contribución más importante en Venezuela (no hay que olvidar que la oposición venezolana tiene la mayor parte de la riqueza y los ingresos del país y no necesita grandes ayudas económicas), su papel más importante ha sido a través de sus herramientas de presión internacional, donde se encuentran esos medios de comunicación, encargados de presionar desde el exterior contra la unidad interna del país, todo el mundo sabe que en Venezuela hay un problema de clases que no es nuevo, y donde EEUU ha intentado sacar tajada.

Muchos os preguntaréis pues, qué lugar ocupan los estudiantes en todo este asunto, y qué hay detrás de sus protestas, ya que hay algo que no cuadra. Se ha difundido una imagen de una juventud frustrada con el chavismo (el anterior gobierno de Hugo Chávez, del cual ahora es heredero el ejecutivo de Nicolás Maduro) pero el 60% de la población en Venezuela tienen menos de 30 años por lo que esa juventud que se manifiesta en la calle estos días tendría que haber tumbado al chavismo en las elecciones. Sin embargo, hace apenas tres meses el chavismo volvió a ganar en las urnas por una sobrada mayoría.

a239ba93-61ee-491a-9257-9db29922a54eFoto Reuters.

Pues bien, las grandes corporaciones  internacionales han participado, a través de  la información, en la construcción y  proyección de una imagen heroica y  luchadora del sector universitario del país,  y han generalizado a una juventud  frustrada y pesimista que no existe. Y aquí  la manipulación ha sido más que evidente  demostrándose que han sido utilizadas  imágenes de represiones contra estudiantes  de otros países.

http://www.tercerainformacion.es/spip.php?article64397

http://actualidad.rt.com/actualidad/view/119992-venezuela-oposicion-foto-perro-grecia-manipular

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=181405

http://www.telesurtv.net/articulos/2014/02/14/manipulacion-de-imagenes-y-guerra-psicologica-en-venezuela-y-las-redes-776.html

La imagen del estudiante es utilizada para generar una solidaridad casi automática, pero si leemos las reivindicaciones de estos estudiantes nada tienen que ver con un discurso reivindicativo concreto ni se movilizan por los derechos humanos de la población, estos estudiantes de la oposición antichavista tienen un discurso puramente ideológico con argumentos que a veces rozan el clasicismo o el racismo. Curioso es, que uno de estos líderes estudiantiles, Lorent Saleh, fuera el año pasado orador  en un encuentro de un partido nazi en Colombia.

Es importante destacar que si bien los altercados callejeros (“guarimbas” en Venezuela) se han dispersado por toda la geografía nacional, éstos siguen localizándose en los barrios de clase media alta, barrios opositores que cuentan con el apoyo financiero o mediático de los EEUU y sus aliados. Barrios donde los jóvenes jamás han pisado una zona popular, barrios con un estilo de vida a la europea, con posibilidades de viajar y estudiar en el extranjero, barrios donde los grupos de opositores se manifiestan cruzando cables de púas a 1,20m de altura para descabalgar a los motorizados chavistas (al menos dos muertos ya por esta práctica), y barrios donde el opositor Henrique Capriles es recibido con los brazos abiertos. En Caracas, por ejemplo, este fenómeno se produce en las zonas acomodadas del eje La Castellana-Altamira-Palos Grandes-Sebucán, el equivalente al Barrio de Salamanca de Madrid.

ImagenManifestantes opositores en Venezuela. Por  Staff Puebla On Line. 12-02-2014

Lo que queda claro es que la violencia golpista y la guerra mediática internacional están al orden del día en cuanto a Venezuela se refiere. A la sociedad sólo le queda una vía: buscar datos y llevarse poco por la ingenuidad. El chavismo ha ganado 18 de las 19 elecciones celebradas desde 1998 acreditadas cada una de ellas por una amplia observación internacional que impedía cualquier fraude electoral.

Y por si todos estos datos fueran pocos, recientemente se ha publicado la II Encuesta  Nacional de la Juventud. Hacía veinte años que no se realizaba un estudio de estas características (10.000 entrevistas personales a personas de entre 15 y 29 años de todo el país), con los siguientes resultados: El 90% cree que su titulación académica le brindará “muchas o bastantes posibilidades laborales”; un 93% sostiene que puede aspirar a un empleo mejor que el que tiene en la actualidad; un 98% continuará formándose, ya que piensa que los estudios le servirán para lograr un trabajo satisfactorio. Compárese esos índices con los de la España del 56% de desempleo juvenil y los miles de universitarios que se preguntan cada día para qué han estudiado. Un 77% de los jóvenes señala que se quedará en su país, por tan sólo un 13% que afirma que se quiere marchar. Datos que contradicen las informaciones vertidas estos días por los medios de comunicación occidentales de que la juventud desea salir huyendo de Venezuela. En ese contexto, varias ONG, asociaciones y algunas formaciones artísticas como el grupo The Rebel Diaz Art Collective, han criticado a diversos medios de comunicación, como CNN, Univisión o algunos medios privados del país suramericano, por vender imágenes distorsionadas de los sucesos actuales para manipular la opinión pública a favor de las multinacionales norteamericanas, y han comparado los hechos actuales con lo acontecido durante el gobierno de Salvador Allende en Chile, donde la Agencia Central de Inteligencia y la oligarquía de esa nación llevaron a cabo un intento de “golpe suave” mediante el acaparamiento de productos básicos.

Golpe-suave2El autor del polémico ensayo titulado “De la dictadura a la democracia”, describe 198 métodos para derrocar Gobiernos mediante “golpes suaves”, y considera que la estrategia se puede ejecutar en cinco pasos recopilados por la agencia Russia Today (RT).

Mariu Berruezo

Después de ser niño soldado

Las denuncias de diferentes organizaciones evidencian el uso de menores de edad como soldados en los diversos conflictos armados que vive el mundo actual. Su reinserción en la sociedad tras esta traumática experiencia es complicada, repleta de rechazo y obstáculos, pero no imposible.

niño soldado
El pasado 12 de febrero se conmemoró el Día Internacional Contra el Uso de Niños Soldado, una fecha que recuerda un problema que no solo afecta en la actualidad a diversos países, sino que también compromete su futuro como sociedades. UNICEF informaba que la cifra oficial de niños reclutados como soldados, en un país que vive un sangrante conflicto, la República Centroafricana, es de 3.500 aunque según la propia organización el número podría ser mayor y alcanzar los 6.000. Entre los responsables de este atentado contra la infancia se encuentran grupos armados como la Convención de Patriotas por la Justicia y la Paz o el Ejército de Resistencia del Señor, aunque tampoco hay que olvidar el deber no cumplido del gobierno centroafricano y la comunidad internacional de proteger especialmente a colectivos vulnerables como el que forman los menores.

Al igual que República Centroafricana, hay muchos países que han vivido una situación parecida a lo largo de los años. Echando la vista atrás y mirando al año 2002, se puede ver cómo Amnistía Internacional denunciaba el uso de niños como combatientes en conflictos en Costa de Marfil, Uganda, República Democrática del Congo, Liberia, Burundi, Myanmar, Colombia, Sri Lanka, India, Indionesia o Yemen.

Algo que evidencia la enraización o el arraigo que ha ido adquiriendo este problema en la historia más reciente de la Humanidad es el informe Principios de Ciudad del Cabo sobre la prevención del reclutamiento de niños y niñas en las fuerzas armadas y desmovilización y reintegración social de los niños y niñas soldados en África, elaborado por UNICEF en 1997. En este documento se define al niño soldado como “toda persona menor de 18 años de edad que forma parte de cualquier fuerza armada regular o irregular en la capacidad que sea, lo que comprende, entre otros, cocineros, porteadores, mensajeros o cualquiera que acompañe a dichos grupos, salvo los familiares. La definición incluye a las niñas reclutadas con fines sexuales y para matrimonios forzados. Por consiguiente, no se refiere sólo a un niño o niña que lleva o ha llevado armas, sino también a los que prestan servicios de otro tipo para los grupos armados, aunque no participen directamente en el combate”.

A la luz de estas palabras queda claro que el problema se ha ido diversificando, no solo utilizando a los menores como combatientes (algo que alguien podría decir que se hacía también en la Antigua Grecia o Roma, pero que afortunadamente ha sido rechazado por la mayoría de las sociedades actuales), sino también incluyendo la violencia sexual y las drogas en este cóctel de violencia temprana.

Así en un país en vías de recuperarse de sus cruentas guerras civiles como es Liberia, se puede observar el papel que ha adquirido el contrabando de drogas y la adicción que muchos ex niños soldados siguen padeciendo. “En una paradójica ironía, algunos ex combatientes han sido acusados de usar los 75 dólares que les pagaron el año pasado como incentivo del desarme, para comprar drogas. Alrededor de 1.800 soldados recibieron dinero después de entregar sus armas a la misión de Naciones Unidas en Liberia”, recordaba el semanario sudafricano Mail &Guardian en 2004.

Y aún no se despierta

La experiencia de los niños y niñas soldados parece ser una pesadilla de la que es muy difícil despertar, pero no imposible. Según UNICEF, en la actualidad alrededor de unos 300.000 menores han sido reclutados por grupos y fuerzas armadas en todo el mundo. Sin embargo, existen alternativas para todos ellos una vez puedan abandonar estos colectivos que los retienen. La especialista de UNICEF en protección infantil en la República Centroafricana, Fosca Giulidori, asegura que los niños liberados se dan cuenta “de que pueden reanudar sus estudios, que pueden estudiar formación profesional. Que tienen otras oportunidades para su futuro”. Nada de esto es fácil, pues cuando los niños vuelven a sus aldeas natales son mirados con recelo por aquellos supervivientes quienes recuerdan las muertes, violaciones y robos que estos pequeños pudieron llevar a cabo cuando estaban bajo las órdenes de combatientes.

El informe de Principios de Ciudad del Cabo ya señalaba la importancia de la reintegración en la familia y la vida comunitaria, tras desmovilizar a estos menores. Para ello proponía programas a desarrollar con las comunidades, aprovechando los recursos ya existentes y teniendo en cuenta el contexto y las prioridades, valores y tradiciones de dicha comunidad. También afirmaba que es conveniente establecer actividades educativas que consideren la pérdida de oportunidades educativas como consecuencia de su participación en las acciones armadas, la edad y estado de desarrollo del niño, además de actividades que potencien el autoestima del menor.

En este trabajo internacional de 1997, también se señaló la importancia del apoyo psicológico que se debe prestar a los menores, su empoderamiento para que en el futuro puedan tener un trabajo, sobre todo, en el caso de los menores con alguna discapacidad.

autor hdptcar /Flickr
autor hdptcar /Flickr

El contraste entre los papeles y la realidad se ve en la historia relatada por el periodista Hernán Zin, Los niños soldado del Congo, donde se muestra la desmovilización de estos menores en la República Democrática del Congo. El periodista pudo comprobar la ayuda que se prestaba desde el centro BVES, el cual en 2008 acogía a más de 150 menores ex soldados provenientes de los dos Kivus y que en seis años rescató a más de dos mil niños, con un 67% de éxito en su reinserción. “Tenemos 150 niños que pasan tres meses en el centro. Nuestro personal está 24 horas con ellos. Como vienen de grupos distintos, que luchan entre sí, no son raras las peleas, los abusos”, relataba Murhabazi Nachegabe, director del centro.

Este relato de Nachegabe pone de manifiesto la complejidad del proceso. Los niños no solo tienen que abandonar un grupo en el que a través de la violencia han sido socializados y aleccionados para sobrevivir a golpe de fusil, se encuentran de repente en un centro donde comparten y conviven con quienes se les ha enseñado que eran sus enemigos. Al mismo tiempo se retoma su educación, su formación, para que en un futuro puedan ser miembros activos de su sociedad. Y después de eso viene el momento de retomar el contacto con sus familias y comunidades, a través de Cruz Roja, organización que visita a las familias tres meses después de su reunificación para evaluar su bienestar.

Y así una vez tras otra, se intenta pasar la pesada página que ha supuesto para miles de niños esta pesadilla. Lo que pasa por la cabeza de estos futuros hombres y mujeres, pocos lo saben, el recuerdo del horror, de la violencia, de la guerra estará presente o tal vez enterrado en sus memorias. También es cierto que algunos vuelven a las armas fruto de la miseria económica que encuentran al volver al hogar. Pero esa es otra batalla eterna, una historia interminable y que necesita muchas voces y mucho espacio y tiempo para ser contada. Esa pesadilla interminable en la que el Sur es el eterno pobre al servicio del Norte.

Ruth García Hernández