_Alba Sánchez

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Nacida en Plasencia (Cáceres) al calor de agosto de 1987. Con trazas de madrileña, afincada en lMadrid desde 2005.

Estudié la carrera de Periodismo en la Universidad Complutense, que desde sus inicios estaría -y está- marcada por una larga lista de inquietudes solidarias que me venían de serie. Actualmente curso en la misma Universidad el máster predoctoral en Comunicación Social, rama de Comunicación para el Desarrollo y el Cambio Social. Actualmente trabajo en los cimientos de mi tesis doctoral, que versará sobre medios de comunicación comunitarios como promotores de desarrollo social.

Como entiendo que el periodismo es una profesión que tiene mucho que aportar en términos de solidaridad, en estos años he recopilado una importante colección de complementos formativos orientados a la comunicación solidaria y para el desarrollo, tocando todos los palos:  técnico de proyectos de cooperación internacional, perspectivas históricas y teóricas del desarrollo y el subdesarrollo, codesarrollo,  comunicación corporativa, márketing y marco jurídico en el Tercer Sector o Proyectos en Terreno, entre otras varias, son algunas de las competencias que adquirí mediante diferentes cursos vinculados a instituciones como la Universidad Rey Juan Carlos, la Complutense, o la Escuela de Profesionales de Inmigración y Cooperación (EPIC).

En Cadena SER se escuchó por primera mi voz en calidad de periodista. Corría el año 2005. Desde entonces, televisión local –Vía Plata Televisión-, Prensa digital –Rioja2, Panorámica Social, En Positivo-,  comunicación corporativa de ONG –Fundación Cultura y Comunicación- y empresa –Respiro Car Sharing- han ido completando mi currículum hasta hoy.

En el verano de 2010 realicé un viaje de cooperación a Mauritania que reforzó mis convicciones de que hay mucho por hacer en un mundo que parece que se nos cae a pedazos, y de que los periodistas tenemos muchas herramientas en nuestras manos para cambiar las cosas. Creo firmemente que un mundo mejor es posible.

En julio de 2012 regresé a España tras un año de exilio voluntario en Irlanda donde aprendí inglés, trabajé como au pair, y aprendí que sólo con un objetivo claro se puede completar un camino, además de otras lecciones para la vida.

Actualmente colaboradora con En Positivo, GEA Photowords, y trabajando en mi primera novela. Siempre compaginando una profesión: la periodística, con un motor de vida: la literatura, de la que no puedo -ni pretendo- desvincularme desde que mi familia alimentó a base de cuentos las primeras inquietudes de mi infancia.

Continúo en mi afán de convertirme en una periodista capaz de demostrar que hay otras formas de entender el periodismo más allá del servilismo y la manipulación, y por supuesto capaz de aportar mi granito de arena para cambiar a mejor el mundo en el que me ha tocado vivir.

Artículos en Miradas por el Desarrollo:

Agua para todos 

Las cifras de la desigualdad internacional

Bildelberg, ¿realidad o ficción?

La cuesta de septiembre

Conceptos sobre desarrollo humano: una España en crisis

El medio ambiente y la crisis silenciada:

El sino del refugiado

Lacras contra el desarrollo, el trabajo infantil

Causas olvidadas, la ablación

Modelos de desarrollo insostenible. Dubai

3 pensamientos en “_Alba Sánchez”

  1. como periodista no puedo opinar como es, como hija todo amores la hija que todas las madres quisieran tener.

  2. No es que sea muy profesional, pero viva la espontaneidad de mis padres!!! jajaja. En fin, el amor de madre todo el mundo lo entiende, ahora toca leer artículos y juzgar a la profesional…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Las malas personas no pueden ser buenos periodistas. Si se es una buena persona se puede intentar comprender a los demás, sus intenciones, su fe, sus intereses, sus dificultades, sus tragedias (R. Kapuscinski)

A %d blogueros les gusta esto: