Sanidad a la cubana

Cuando el llanto de un niño se apaga definitivamente a causa del hambre un manto de vergüenza, aparentemente visible para unos pocos, cae sobre el mundo actual. Tras décadas y décadas de esta indecencia, todavía quedan pueblos que saben anteponer la vida de las personas al enriquecimiento de las grandes fortunas que les hacen estar en rankings mundiales inservibles para la Humanidad. Sin entrar en debates políticos ni en discusiones sobre cuáles son las verdaderas dictaduras en los tiempos que corren, aparece en el escenario internacional Cuba. Un país que desde los primeros años de su Revolución, ya con las poblaciones de la Sierra Maestra, acercó un pensamiento que muchos hipócritas toman como bandera pero que muy pocos llevan a la realidad: atención a la Salud para todos y todas.

 
Bajo esta base y teniendo entre sus figuras más importantes al médico Ernesto, las autoridades cubanas desde un principio han garantizado que toda persona sea atendida por los profesionales de la Medicina cuando lo ha necesitado, sin preocuparse primero por ver cuánto dinero llevaba en el bolsillo.

 

 Male Gringo en Flickr
Male Gringo en Flickr

Pero volviendo de nuevo al siglo XXI, hace solo unas semanas Cuba era reconocido como ejemplo para el resto del mundo al cumplir con varios de los planteamientos conocidos por Naciones Unidas como los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). Estas metas, a alcanzar en 2015 por la comunidad internacional, son:

 
1.    Erradicar la pobreza extrema y el hambre.

2.    Lograr la enseñanza primaria universal.

3.    Promover la igualdad entre sexos y favorecer el empoderamiento de la mujer.

4.    Reducir la mortalidad infantil entre niños menores de 5 años.

5.    Mejorar la salud materna.

6.    Combatir el VIH/SIDA, la malaria y otras enfermedades.

7.    Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente.

8.    Fomentar la alianza mundial para el desarrollo.

 
Y según las últimas informaciones del Programa de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el primero de ellos está cerca de lograrse al conseguir Cuba una tasa de desnutrición por debajo del 5% de la población, algo que alcanzan solamente algunos de los denominados países desarrollados.

 

Pero eso no es todo. Los datos ofrecidos UNICEF muestran que el cuarto, quinto y sexto ODM están a un paso, gracias a la prioridad que el gobierno cubano da a la asistencia sanitaria. De esta manera, Cuba ha reducido la tasa de mortalidad infantil en menores de cinco años de 13 cada mil nacidos, en 1990, a 6 cada mil nacidos, en 2010. Por otro lado, el 94% de la población cubana utiliza fuentes mejoradas de agua potable, el 100% de los nacimientos durante 2006 y 2010 han sido atendidos por personal especializado y el 99% de las vacunas regulares del Plan Ampliado de Inmunizaciones (PAI) han sido financiadas por el gobierno, según datos de 2010.

 
Si se hace una comparativa con el supuesto país más desarrollado del mundo, el más democrático y superpotencia armamentística, Estados Unidos, uno puede apreciar que: la tasa del año 2010 de mortalidad infantil de menores de 5 años es mayor que la cubana, 8 de cada mil nacidos, y que aunque el 99% de la población estadounidense tiene acceso a fuentes mejoradas de agua potable, UNICEF no ofrece datos sobre la cobertura de atención profesional en los partos ni de las vacunas financiadas por el gobierno. Quizás su sistema sanitario, prácticamente en su totalidad en manos de compañías aseguradoras, tenga que ver con ello.

 
Por si esto fuera poco, según la ONG Save the Children, Cuba es el país de América Latina que ofrece mejores condiciones para ser madre, dada la atención que se ofrece a las mujeres y a los bebés. Y como la salud no es una cuestión del pasado ni del presente, sino algo muy importante de cara al futuro, el Estado cubano hace grandes esfuerzos en investigación médica. Así, entre 2012 y 2013 según recogieron muy pocos medios de comunicación, Cuba descubría cuatro vacunas contra el cáncer, que aunque no suponen una cura definitiva de la enfermedad, reducen los tumores y mejora la calidad de vida de los pacientes.

 
La política cubana de investigación sigue este espíritu de beneficio común ya que se rige por el principio de desarrollar vacunas que evitan enfermedades, no que solo palien sus efectos,  y con ello aminorar el gasto en medicamentos de la población. Aquí las grandes compañías farmacéuticas no son las que marcan las reglas del juego, ni las que eligen para donde se destina el dinero público de investigación, como se suele hacer en otros países al querer sacar el mayor beneficio económico a través de la salud de todos.

 
Más allá de las fronteras cubanas

 
“Universal: Que pertenece o se extiende a todo el mundo, a todos los países, a todos los tiempos.” Esta acepción que la Real Academia Española de la Lengua da al adjetivo universal es con la que Cuba entiende la Sanidad. Por ello, su acción no termina en las fronteras de su isla, sino que va más allá, dando socorro a quién más necesita ayuda. Cuando en el año 2010 la mirada del mundo se centró en el devastador terremoto que asoló Haití y a su pobre población, muchos fueron los países que se pusieron en primera fila para socorrer a las víctimas y ayudar a levantar prácticamente desde cero el país.

 

UN Photos
UN Photos

Sin embargo, el tiempo pasó, la crisis llegó y las prioridades cambiaron para muchos Estados, centrados en el rescate de su banca. Cuba no prometió grandes fajos de billetes, pero sí que envió a sus médicos al país caribeño, marcado por la catástrofe. De esta manera, Haití contó con la asistencia de 1.200 profesionales (un contigente que se unió a los médicos cubanos que ya estaban trabajando con anterioridad en Haití) que no sólo trataron a los heridos por el terremoto sino también a los afectados por el brote de cólera posterior. En la actualidad, Haití sigue contando con la ayuda de Cuba y son sus médicos los que han conseguido frenar la epidemia de cólera no solo con tratamientos medicinales, sino también con una importante campaña de prevención e información ciudadana.

 
Esto que para muchos puede ser admirable para algunos, un acto estúpido para los desalmados, es gesto común por parte de Cuba y no se debe a la política de estar al lado del damnificado por desastres naturales que ocupan portadas y titulares en la prensa, se trata de apoyar al que lo necesita. Así, según recogía Nina Lakhani en un artículo publicado por The Independent, una tercera parte de los 75.000 médicos cubanos, junto con otros 10.000 sanitarios, trabajan actualmente en 77 países pobres, entre ellos El Salvador, Malí y Timor Oriental. Pero esta ayuda no deja desatendida a la población de Cuba que cuenta con un médico por cada 220 personas, una cifra mucho más alta que en otros países.

 
Y esto es a grandes rasgos un sistema público y universal de Salud, el cual puede cosechar sus críticas como cualquier otro, pero que sin duda es el más igualitario, justo y humano que existe hasta el momento, pues no mira por el dinero de la persona sino por luchar por la vida. Y aunque en nuestros días la Sanidad para todos y todas parece ser cuestionada y violada por meros especuladores, la realidad demuestra que es posible tener un sistema que trate a los pacientes como personas y no como clientes. De humano a humano, porque todos tenemos una salud que cuidar.

 

 

Ruth  García Hernández

Anuncios

2 pensamientos en “Sanidad a la cubana”

  1. Luego nos cuentan milongas y mentiras sobre Cuba,cuando aqui´estan como aves carroñeras esperando coger el trozo de sanidad pública para hacer negocio¡que pena y que asco!
    Creo que tenemos mucho que aprender de ese hermoso pais.

    1. Nuevamente darte las gracias por tus reflexiones y por ser un lector tan fiel, Manuel. Parece que como dice el refrán es más fácil ver la paja en el ojo ajeno que la viga en el propio.
      Esperamos que te gusten nuestros próximos artículos.

      Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s